You are here
Home > Curiosidades >

Los abuelos son nuestros ángeles guardianes, nos aman y nos aceptan como somos



Los abuelos son nuestros más grandes cuidadores y protectores. Es probable que encuentres a alguno de ellos discutiendo con tus padres por tu crianza y no se trata de que sean entrometidos, sino que realmente se preocupan por ti de forma suprema.
Cuando alguien pierde a un abuelo, pierde una importante estrella en su firmamento que guiaba su camino. Porque los consejos más sabios que atesoramos los escuchamos alguna vez de nuestros abuelos. Todo lo que te enseñan tus abuelos queda registrado en tu memoria con mayor nitidez que incluso lo que te enseñan tus padres.
Los abuelos ya han vivido al menos medio siglo y tienen muchas historias que contar y enseñanzas de la vida de compartir. Los abuelos se han hecho sabios a partir de lo que han vivido y sus palabras son muy valiosas. Quien escucha a su abuelo se asegura de caminar en sabiduría.
Puedes analizar con atención y encontrarás verdad en lo siguiente: las familias que más se olvidan de sus abuelos son las que cometen más errores y viven vidas más desordenadas. Mientras que las familias que honran a los ancianos llevan vidas mucho más admirables.



Esto sucede porque los abuelos son fuentes de sabiduría, ellos ya recorrieron el camino que tú planeas recorrer y pueden advertirte acerca de los peligros. Cuando las familias subestiman la inteligencia de los abuelos y no ponen atención a sus consejos, están cayendo en necedad, seguramente tropezarán no una, sino muchas veces.
Los abuelos son ángeles guardianes, lámparas en la oscuridad, brindan inteligencia y astucia para vivir la vida. Quien menosprecia sus consejos básicamente menosprecia la sabiduría. No importa cuánta tecnología tengamos ni cuántos sistemas automaticen y faciliten la vida, necesitamos escuchar con atención lo que los abuelos tienen para decir, pues no sabemos nada de la vida.
Si ahora mismo tienes a tus abuelos con vida, la mejor forma de honrarles es escuchando sus palabras y aprendiendo todo lo que puedas de ellos. Déjate mimar y hazles compañía, pues para tus abuelos, tu presencia es el mayor motivo de alegría. Luego de haber vivido al menos más de 40 años, una persona inteligente entiende que la riqueza de la vida no está en los bienes, en el dinero o en el derroche, sino en las buenas compañías.
Tus abuelos te aman desinteresadamente y siempre estarán allí para ti. Por muy lejos que te hayas ido, vuelve a casa y visita al abuelo o a la abuela y dales la alegría de tu presencia. Los momentos que vives con tus abuelos los llevarás en tu memoria toda la vida.


Deja una respuesta

Top
error: Content is protected !!