You are here
Home > Curiosidades >

Las mujeres alcanzan la máxima belleza a los 40 años, según lo revelan estudios



En la década de los ochenta, cuando una mujer cumplía treinta años sabía que le ocurriría una cosa y que tendría que hacer otra: aumentaría diez kilos de peso y tendría que cortarse el pelo.
Una década más tarde, en los noventa, la edad promedio de las mujeres más bellas del mundo fue de treinta y tres años.
Casi dos décadas más tarde, exactamente en el 2017, las que ocuparon esa lista eran de treinta y ocho años.
¿Qué está sucediendo?
La mujer ya no le da tregua a la belleza
Cuando se tiene veinte años, solo basta con respirar para ser bella. La naturaleza está de nuestro lado, nuestro metabolismo responde con rapidez a las dietas y si nos ponemos una bolsa de arpillera encima, nos vemos como princesas.
En cambio, a medida que esos veinte años se van transformando en un recuerdo lejano, las mujeres saben que deben valerse de otros recursos para que el espejo les devuelva la imagen que buscan. Fue así que la University School of Medicine de Boston decidió investigar a qué edad la mujer llega a su máximo nivel de atractivos, y esta resultó ser exactamente los 38,9 años.



¿Qué es lo que incide en este hecho? Descúbrelo y sorpréndete.
¿Somos lo que comemos? el alimento como gran proveedor de belleza
Cuando contamos con juventud y toda la vida por delante, es muy difícil ceñirnos a una dieta de quínoa, paltas, una selección de vegetales de cada color y agua mineral.
No obstante, cuando superamos los treinta y cinco, tomamos conciencia de lo que comemos y modificamos nuestra alimentación. Es entonces que la piel se tensa, ganamos hidratación, las arrugas se atenúan, el cabello se fortifica y nos sentimos más vitales.
Un riguroso plan de ejercicios
Las mujeres de más de treinta y cinco años se ven y se sienten más fuerte que las que acaban de cumplir veintiuno. Esto se debe a que dejan la pereza de lado y se embarcan en un plan de ejercicios que activa su metabolismo y las llena de belleza, puesto que la actividad física incide en la piel, en el cabello, en la vitalidad, en la alegría y en una silueta firme y que contiene el peso justo.
La confianza y la autoestima se elevan
Al acercarnos a los cuarenta, no solo limpiamos nuestro armario, sino que también hacemos una profunda depuración en nuestra mente. Ahora sabemos lo que importa y lo que debemos dejar atrás porque simplemente resta.
Quedan atrás complejos como rodillas demasiado huesudas, ojos muy juntos, nariz muy grande y tener “pancita.” ¿Qué importa todo esto al lado de la personalidad que los años nos han hecho ganar y al lado de la decena de atractivos que siempre tuvimos, pero que decidimos dejar de ver para concentrarnos en nuestros defectos?
Los cuarenta son la edad de la confianza, de las nuevas oportunidades y de la belleza.


Deja una respuesta

Top
error: Content is protected !!