You are here
Home > Amor >

Sabías que pelear con tu pareja te hace engordar Si has aumentado unos kilos últimamente, revisa la dinámica que has venido teniendo con tu pareja; si las discusiones se han puesto candentes y el volumen ya no es apto para vecinos que quieren descansar, entonces ahí tienes la causa de todo. Pelear con tu pareja te hace aumentar de peso, y de forma significativa.


La hostilidad conyugal mata

La expresión «mala sangre» no es casual ni una forma de decir al azar, sino que significa que tu sangre se llena de componentes que la dañan y eso hace que los riesgos de padecer enfermedades endócrinas y cardiovasculares aumenten.

En un estudio realizado en Estado Unidos, se les pidió a cuarenta y tres parejas de entre veinticuatro y sesenta y un años que definieran su satisfacción conyugal como «buena» o «mala.»

Esas parejas fueron invitadas a comer un menú de 930 calorías y 60 gramos de grasa.

Después del almuerzo, se les planteó un tema para debatir con sus parejas. Aquellas que habían marcado su satisfacción como «mala,» tuvieron una acalorada discusión y, dato curioso, quemaron 31 calorías menos que aquellas personas que se sentían bien con su pareja y que habían podido demostrarlo a través del amigable debate que mantuvieron con ellas.

Lo que le ocurre a tu organismo cuando las relaciones de pareja se estropean


Ese evidente que cuando tu relación matrimonial se deshace y se corrompe, no es lo único que sufre en tu vida, sino que tu cuerpo acusa recibo de ello.

De acuerdo al estudio, la glucosa en sangre se eleva y también los triglicéridos.

Una glucosa elevada significa que la insulina no está cumpliendo con su función. ¿Por qué? Porque cuando nos alteramos de forma permanente, el cortisol liberado por el estrés hace que las células se vuelvan resistentes a la insulina, entonces no absorben la glucosa en la sangre y los riesgos de diabetes se disparan al cielo.

Por otro lado, la alta presencia de triglicéridos, también producto del malestar permanente, hace que las plaquetas de colesterol se peguen a las arterias y, poco a poco, se tapen.

Este es uno de los más altos y peligrosos riesgos de infarto que existen en el mundo. Además, por supuesto, de que hace generar grasa corporal y nos lleva a engordar.

En conclusión, no vale la pena desperdiciar la vida llevándonos mal y a los gritos. Si no encuentras armonía con tu pareja, lo mejor es que cada uno siga su camino para recuperar el equilibrio? y la figura.




Deja una respuesta

Top
error: Content is protected !!